Los zíngaros

Son zíngaros. Los dos. Un matrimonio. Quizás.

Los veo de vez en cuando, normalmente en la calle Sierpes. Él acompaña al teclado coplas de otro tiempo. Ella pide monedas para él músico con una pequeña cesta. Sabe sonreír.

Son zíngaros. Si no lo fueran, él quizás formaría parte de algún grupo. Tiene buena voz y se defiende con el teclado.

Pero son zíngaros,

gitanos,

romaníes.

Libres.

Anuncios