Biografías V

Todos los días a las diez pone rumbo hacia el puerto.  Lleva una silla y una bolsa.

Sus brazos no son los de antes, sus piernas menos. Se siente como el viejo de Hemingway. Tarda una hora en recorrer los mil pasos que separan su casa del  malecón.

Una vez allí, se sienta. La mirada fija en el mar. Durante dos horas vuelve a sentirse fuerte.

El capitán Ahab.

¡Mañana te atraparé!

Anuncios

Cuarenta

Cuarenta ancianas.

A la playa en un autobús municipal. Se apoyan unas en otras y
bajan sin traspiés.

Cuarenta mujeres.

Cogen sus sombrillas y neveras del maletero y caminan hacia la orilla. Algunas llevan revistas del corazón, dos de ellas fuman, todas están contentas, algunas ríen.

Cuarenta niñas acaban de pisar la arena.