A los lectores de Fabulistero

Apreciados lectores:

El 2 de septiembre de 2012, en plena crisis existencial y profesional, decidí dedicarme “en serio” a escribir. Algunos meses después, en mayo de 2013, abrí este blog y en él he publicado más de cien entradas con algunos textos y también con los pasos que he ido dando en el mundo literario.

Fabulistero me ha ayudado mucho a la hora de perder el miedo y la vergüenza a hacer públicos mis escritos y, sobre todo y ante todo, me ha ayudado a conectar con lectores y escritores. Ha sido de gran ayuda recibir vuestros “me gusta” y comentarios positivos especialmente en los momentos de baja estima literaria, en aquellos momentos en los que me he cuestionado si merecía la pena madrugar y robar horas al sueño para seguir soñando despierto.

Ahora sé que merece la pena. Escribir aquí me ha ayudado a descubrir que soy escritor, que lo he sido desde siempre y que ya no podré dejar de serlo. Y no lo digo porque algún día llegue a publicar un libro que se convierta en un éxito de ventas y me permita dedicarme exclusivamente a escribir (ojalá), sino porque -como afirmó Ramón Luque en cierta ocasión- tengo “mirada” de escritor y quien tiene esa mirada, será escritor aunque no llegue nunca a escribir una línea.

¿Y por qué os cuento todo esto?

Quiero centrarme en escribir y publicar una novela (larga) y por eso voy a dejar de publicar de forma regular en Fabulistero. Disponiendo de dos sólo dos horas diarias entre las cinco y las siete de la mañana, voy a necesitar de toda mi energía literaria para afrontar este nuevo proyecto y en estos momentos es lo que quiero hacer. No voy a cerrar el blog y si me siguen ocurriendo cosas literarias, las seguiré compartiendo con vosotros, pero durante una temporada no publicaré más biografías, ni microrrelatos, ni poesías. Sólo quería que, como compañeros de viaje, lo supierais.

Aprovecho también para deciros que he abierto una web “oficial” de autor en la dirección jpandersen.es. Os animo a visitarla.

Gracias una vez más por estar ahí.

Hasta pronto

J. P. Andersen
jpandersen.es

Anuncios

¡En la portada del Diario de Sevilla!

Esta mañana me llevé la agradable sorpresa de aparecer en la portada del Diario de Sevilla.

Diario de Sevilla

Diario de Sevilla

Bueno, siendo exacto, aparezco en la parte de detrás de la portada…Eso sí, aparezco cerca de grandes autores como Machado y Bécquer.

Anuncio en el Diario de Sevilla

Anuncio en el Diario de Sevilla

Se trata de un anuncio y no sé si ayudará a disparar las ventas de “No se puede atrapar el viento“, pero ha sido un motivo de alegría y las alegrías mejor compartidas.

Hace cuatro años que retomé la escritura. Desde entonces madrugo casi a diario para escribir. Parece que están empezando a pasar cosas. Seguiré contándolas.

Gracias por estar ahí.

En buena compañía

El sábado me pasé por la librería Beta de la calle Sierpes de Sevilla porque me habían dicho que tenían allí No se puede atrapar el viento.

Como no lo encontré ni en la sección de novedades ni en la de narrativa tuve que preguntar por su ubicación. Lo hemos colocado en la sección de poesía por tratarse de prosa poética, me dijeron.

No estaba en situación de pedir que lo cambiaran a un lugar más visible así que me limité a ir a la sección de poesía para “recrearme” en su contemplación.

Y allí estaba.

En la sección poesía

No se puede atrapar el viento en la sección poesía

No es el sitio más visible de la librería, pero la compañía es inmejorable.

 

 

La magia de escribir

Escribir era una tarea muy laboriosa, pero muy semejante a una travesía en barco. Producía por sí sola las energías y esperanzas que requería, y éstas daban de sí para el resto de la vida.

Sten Nadolny

Hace más de tres años que retomé la escritura. Lo hice porque me hacía y me hace sentir vivo, conectado con lo que creo que soy de verdad.

He estado a punto de dejarlo muchas veces, pero en los momentos bajos, cuando la inseguridad estaba a punto de hacerme abandonar, siempre ocurrió algo que me ayudó: un “me gusta” en este blog, un comentario positivo, un amigo que te dice que le ha gustado algún escrito…Y volví a escribir con más motivación si cabe. Y descubrí que Nadolny estaba en lo cierto: escribir es una recompensa en sí misma y genera por sí sola la energía y esperanzas que requiere.

En este tiempo también me han sucedidos cosas positivas: publiqué un álbum ilustrado gracias a la generosidad de muchas personas, gané un concurso de microrrelatos y, el jueves pasado, presenté la novela corta “No se puede atrapar el viento” rodeado de muchos familiares y amigos.

Acto de presentación

Acto de presentación

Fue un acto muy muy especial para mí y creo que emotivo para todos los presentes.

Me gustaría que ese acto fuera el puerto de partida de la larga travesía de un libro, pero si no fuera así, si en realidad se trataba sólo de una de sus etapas finales, habrá merecido la pena. Gracias por acompañarme el jueves pasado.

Amigos en una presentación

Amigos en una presentación

Y muchas gracias a todos por estar ahí.

“No se puede atrapar el viento” ha llegado a las librerías

Me alegra informar de que la novela corta “No se puede atrapar el viento” ha visto la luz.

No se puede atrapar el viento

Portada de “No se puede atrapar el viento”

Espero que lo leáis y que me hagáis llegar vuestros comentarios. Se puede adquirir tanto en papel como en formato Book en los siguientes puntos de venta:

¡Os animo a compartirlo!