¡En la portada del Diario de Sevilla!

Esta mañana me llevé la agradable sorpresa de aparecer en la portada del Diario de Sevilla.

Diario de Sevilla

Diario de Sevilla

Bueno, siendo exacto, aparezco en la parte de detrás de la portada…Eso sí, aparezco cerca de grandes autores como Machado y Bécquer.

Anuncio en el Diario de Sevilla

Anuncio en el Diario de Sevilla

Se trata de un anuncio y no sé si ayudará a disparar las ventas de “No se puede atrapar el viento“, pero ha sido un motivo de alegría y las alegrías mejor compartidas.

Hace cuatro años que retomé la escritura. Desde entonces madrugo casi a diario para escribir. Parece que están empezando a pasar cosas. Seguiré contándolas.

Gracias por estar ahí.

Anuncios

Encuentro de autores

Para Jorge, amante del verbo de estas palabras porque el verbo no muere jamás.

Santiago Aguaded Landero

Ayer asistí al I Encuentro de Autores Premiados de Sevilla organizado por la editorial Autores Premiados.

Fue una experiencia gratificante y descorazonadora al mismo tiempo.

Gratificante porque la visión de Autores Premiados es muy interesante. La editorial apuesta autores muy buenos -la mayoría finalistas de premios literarios prestigiosos- que probablemente no llegarían a ser publicados si ellos no lo hacen. Esto es muy de agradecer en un mundo donde mandan las ventas y los best-sellers en ocasiones incluso por encima de la calidad.

Gratificante especialmente porque tres autores contaron su experiencia como escritores y todos lo hicieron demostrando una gran pasión por un oficio solitario y con casi nulas probabilidades de dar frutos.

Fue descorazonador porque fuimos muy pocos los asistentes. Desconozco los motivos así que no puedo entrar a valorarlo, pero me dio por pensar que quizás la narrativa breve, la poesía y los encuentros de este tipo no consiguen llamar la atención. Confío en que no es así.

Durante el acto se hizo entrega del II Premio de Poesía Autores Premiados para autores andaluces a Santiago Aguaded Landero, que tuvo a bien dedicarme un ejemplar.

Portada de "Suicidas, homicidas y otras personas normales"

Portada de “Suicidas, homicidas y otras personas normales”

Me quedo con eso y con la pasión de organizadores, autores y…asistentes.

 

El escribidor

MASPAPELES

MASPAPELES

Ayer fuimos los tres dando un paseo a la papelería Maspapeles de la calle Zaragoza. Quería comprar un cuaderno para continuar escribiendo mi particular “antología de relatos breves”. Me gusta ir allí de vez en cuando.

Elegí un cuaderno más o menos parecido al que me regaló mi madre hace unos meses. El precio del cuaderno eran cinco euros noventa.

Me atendió María, la dueña. Hablamos de literatura. Me dijo que quería comprar mi cuento, que tiene muchos sobrinos a quienes regalarlo. También me contó anécdotas de dos escritores que han pasado por su tienda: Eloy Moreno y Jesús Carrasco. Me gusta hablar con ella.

Cuando llegó el momento de pagar me dijo que eran cinco euros.

—María, creo que son cinco euros noventa— le dije.

—Sí, lo sé— replicó—pero eres escribidor. Es mi pequeña contribución.

Salí sonriendo de la papelería. Era agradable sentirse escribidor. 

Libertad condicional

Los viernes por la tarde empezaba a disfrutar de la libertad condicional. Eran casi tres días de lecturas de otros, técnicas de escritura y de apuntes en un cuaderno de sueños.

El domingo por la tarde se acababa el baile y los lunes se reincorporaba a su puesto de trabajo.

Cada vez le resultaba más difícil compaginar dos mundos tan opuestos.

—Algún día reuniré el valor suficiente— se decía.

Pero llevaba quince años así.

Quizás mañana.

Quizás no.